Bagatelas en libros

La bagatela de Joseph Conrad en “El duelo”

El teniente coronel, un hombre seco y moreno como una astilla, de patillas cortas, abrió bien los oídos sin ofrecer el menor asomo de curiosidad. -No es una bagatela -añadió el coronel, con voz de oráculo. El otro aguardó bastante antes de murmurar: -¡Por supuesto, señor! -¡Ninguna bagatela! -repitió el coronel, mirando al frente. Sigue leyendo