Críticas con ficha necropia/Críticas libros clásicos/Críticas literarias

“Bartleby, el escribiente”, de Herman Melville (por Delia)

bartleby-el-escribiente-herman-mellville

Bartleby, el escribiente (Herman Melville)

Un personaje tras un biombo, sin vida más allá de la escritura

De Bartleby no sabemos nada, y eso es lo que le hace interesante. Conocemos su historia a partir de los ojos de su jefe, obsesionado por comprender a ese escribiente que repite incansable “preferiría que no” ante cualquier tarea diferente de escribir. Hasta que ese mismo deseo se apaga y se niega incluso a seguir copiando textos, iniciando su declive. Bartleby es la voluntad irreductible en el otro, por eso nos conmueven los intentos de su jefe por asir lo incomprensible. Sea un haragán que muestra que no toda existencia puede ser normalizada, o sea un iluminado que desiste de su deseo para no ser devorado por la escritura, Bartleby es un personaje tras un biombo. La parte inconsciente de uno que remite a otra cosa. Y con esa duda nos deja Melville, creando un personaje de gran influencia en la literatura existencialista, como reconoce Camus.

Título en castellano Bartleby, el escribiente (Ed. Emecé, Cuadernos de la Quimera, Buenos Aires,1944)
Título en versión original Bartleby, the Scrivener: A Story of Wall Street (Putnam Magazine,1853)
Autor Melville, Henry (Nueva York, 1819 – íd, 1891)
Relevancia de la obra en contexto del autor Melville se inspiró en ensayo de Emerson The Trascendentalist. Melville retrata en este relato su propia frustración durante la escritura de Moby Dick en 1851, la cual le mantuvo absorbido por sus preocupaciones metafísicas, alejadas del vivir cotidiano.
Edad del autor A los 34 años
Reedición leída ISBN 9788420665764, Alianza Bolsillo, Madrid 2012
Traductor Traducción al español hecha por Jorge Luis Borges en 1944, quien llama a Bartleby “el gran hombre secreto”, y elabora en un estilo conciso, con un 13% menos de palabras.

Traducción de Arturo Agüero Herranz en reedición.

Nº páginas 144
Así empieza… …Soy un hombre de edad relativamente avanzada. Durante los últimos treinta años, por la naturaleza de mi profesión, he mantenido contacto, más que frecuente, con lo que podría parecer un tipo de hombres interesante aunque extraño, sobre los cuales, que yo sepa, no se ha escrito nada nunca; me refiero a los copistas de leyes o amanuenses.
Frase Un personaje tras un biombo, sin vida más allá de la escritura
Recomendado para Momentos reflexivos sobre las ganas de hacer cosas que tiene uno
Edad recomendada A partir de los dieciocho años,  jóvenes desganados, contestatarios o deseosos de ironía
Repercusión Borges afirma que anticipa algunos temas de Franz Kafka 50 años antes, como El proceso o Un artista del hambre, aunque no es probable que Kakfa conociera el relato de Melville.

Albert Camus cita a Melville, junto a Kafka, como una de sus grandes influencias, en una carta a Liselotte Dieckmann editada en la French Review, en 1998.

Bartleby y compañía, de Enrique Vila-Matas.

Deleuze comenta el libro en Crítica y Clínica, cap.10

Keywords aislamiento del escritor, escritura devoradora, angustia vital, resistencia pasiva, actitud evasiva, negación, voluntad firme, bloqueo del escritor, inspiración para escribir
Conclusión lapidaria No podéis dejar de leerlo si os interesa descubrir modos de resistencia pasiva, consistentes en no dar explicaciones
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.