Filosofía

¿El cuerpo sin órganos? (borrador de un triálogo entre Eva, Delia y Gabriel)

¡Hola a todos!

Seguro que disfrutasteis mucho el miércoles (como siempre) y seguro que Pablo nos reporta el sábado una de sus fantásticas crónicas 🙂

Ya sabéis que mi cabeza es una “saltimbanqui” y leyendo este artículo me vinieron Hobbes y Ntz en plan Duo Dinámico. El primero por su planteamiento de guerra permanente y el segundo por sus metáforas con el cuerpo humano físico.  Lo que cuenta este psicoterapeuta como definición de la enfermedad, me pareció que lo ilustraba  “una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock”

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html

Espero que lo disfrutéis como yo.

El mundo es filosofía 🙂

¡Besos!

Eva

———–

¡Gracias Eva! Me gustó mucho esto del inconsciente, tratando de elaborar narrativas por medio de simbologías y mapas corporales. Sería una especie de adaptación de cada órgano en concreto: ese triunfo adaptativo del Sapiens Sapiens (?), que siempre genera una adaptación lo suficientemente exitosa, aunque no necesariamente la mejor… Sin duda, somos una mente-cuerpo o cuerpo-mente todo integrado.

Delia

———–
Hola a todos. Gracias por las muy buenas e interesantes aportaciones de nuestra sección femenina y la respuesta de Pablo, me viene muy bien en la difícil tarea de hacerme cargo de casi todos mis órganos y atender sus súplicas, y no que ellos atiendan las mías, cosa que también propiciara Friederich como ya hemos visto. Estamos esperando la indispensable mirada psicoanalítica de la restante integrante del arrebatador panel, o sea la señorita Toledano.
Y gracias Pablito por tanto material.
Por mi parte he terminado de leer “Santuario” de Faulkner (es un motherfaulkner), recomendado por mi vector filosófico y faro literario, el post argentino Nacach. El libro es buenísimo y bastante oscuro filosóficamente hablando. Comparto una perla: “…entre rostros abotargados y sin afeitar, levemente teñidos con algo similar al definitivo estigma hermanador de un holocausto, haciéndose guiños con ojos muertos a los que la personalidad iba regresando en secretas oleadas opacas”. ¡Toma! Como curiosidad tiene un prólogo brillante, que conviene leer despúes del libro, súper agudo, escrito por el ex novelista (para mi gusto) devenido operador/editorialista de la derecha europea, el también ex latinoamericano Vargas Llosa. Y como todo tiene que ver con todo, transcribo un párrafo muy a propósito de nuestras andanzas por el inframundo de las morales y que habla de cierto rol de la ficción literaria: “La ficción también es una purga,. Aquello que en la vida real es o debe ser reprimido de acuerdo a la moral reinante-y a veces simplemente, para asegurar la supervivencia de la vida-encuentra en ella refugio, derecho a la existencia, libertad para obrar aún de la manera más nociva y espantosa”.
Voy a bajar el tono, pero no el nivel, y arrancaré con “Maldición eterna a quien lea estas páginas” de Manuel Puig, quien sí logró ser latinoamericano toda su vida creo.
Abrazo a tutti,
Gabriel

———–

¡Hola genealogist@s!

Antes que nada, convocatoria: hoy sábado a las 20:30 hs. en la Plaza de la Paja (La Latina), la editorial La felguera hace un recorrido por Madrid con motivo de la presentación de su alucinante y rarísimo libro “Diario de los asesinos”, una especie de diario que sacó un grupúsculo de pirados en la Lyon de 1884. Allí estaré por si alguien se quiere sumar… (Delia, sí, ya se que hice corta y pega del email al Club de Lectura, tendrás que perdonármelo, jaja).

Estupendo el diálogo Eva-Delia en los emails, interesantes las proposiciones y comentarios. Si las chicas me dan permiso, me gustaría subir estas cosas a un post del blog del Club. Agrego además un extracto del maravilloso texto de Deleuze y Guattari “¿Cómo hacerse un Cuerpo sin Organos?”, que está en el libro “Mil mesetas” (1980). Ahí va:

“El CsO: ya está en marcha desde el momento en que el cuerpo está harto de los órganos y quiere deshacerse de ellos, o bien los pierde. Interminable procesión: —del cuerpo hipocondríaco, cuyos órganos están destruidos, la destrucción ya está consumada, ya nada pasa, “la Srta. X afirma que ya no tiene ni cerebro ni nervios ni pecho ni estómago ni tripas, ya no le queda más que la piel y los huesos del cuerpo desorganizado”, esas son sus propias expresiones; — del cuerpo paranoico, cuyos órganos no cesan de ser atacados por influjos, pero también reconstituidos por energías exteriores (“durante mucho tiempo ha vivido sin estómago, sin intestinos, casi sin pulmones, con el esófago desgarrado, sin vejiga, con las costillas hechas polvo, incluso a veces había llegado a comer parte de su propia laringe,… y así sucesivamente, pero los milagros divinos siempre habían regenerado lo que había sido destruido…”); — del cuerpo esquizofrénico, accediendo a una lucha interior activa que libra contra los órganos y cuyo precio es la catatonía, y luego del cuerpo drogado, esquizo-experimental: “el organismo humano es escandalosamente ineficaz; en lugar de una boca y de un ano, que corren el riesgo de estropearse, ¿por qué no podría haber un sólo orificio polivalente para la alimentación y la defecación? Se podría obturar la boca y la nariz, rellenar el estómago y abrir directamente en los pulmones un agujero de ventilación, así tenía que haber sido desde un principio “‘; —del cuerpo masoquista, que se comprende mal a partir del dolor, porque fundamentalmente es un asunto de CsO; el masoquista se hace coser por su sádico o su puta, coser los ojos, el ano, el uréter, los pechos, la nariz; se hace inmovilizar para detener el ejercicio de los órganos, despellejar como si los órganos dependieran de la piel, sodomizar, asfixiar para que todo quede herméticamente cerrado”.

¿Ganas de leer todo “Mil mesetas” sin parar? Sin duda, nos pedimos tres años sabáticos seguidos y lo intentamos 🙂

Hablando de accidentes geográficos, el miércoles estuvimos en la clase con Gabi y Jose, nuevo integrante del Club, primero en la escarpada montaña, leyendo la compleja introduccion que hace Deleuze a Nz, y luego en la playita, con la estupenda y clara introducción de S. Meca al concepto de genealogía en Nz… ¿qué nos espera en la próxima reunión queridos amig@s? ¿Sol y playa y daikiri en la tumbona? ¿Tormentas en escarpadas cumbres o inhóspitos desiertos? Ni una ni otra, el miércoles toca… ¡Huracán Mitch + Fukushima + temblor en Albacete!: en efecto, el miércoles comenzamos ya a leer directamente y sin intermediarios “La genealogía de la moral” de Nz (por lo que recomiendo que os la agencieís, como siempre, en Alianza Editorial, ya sabéis que en la Antonio Machado nos hacen el 5% de descuento presentando nuestro bellísimo carnet).

¡Buen finde para tod@s y nos vemos el miércoles con más pero no mejor, porque es imposible! (y con el que quiera hoy por la noche con la presentación de La Felguera…).

P.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s